El vuelo de una Ilusión

25 de Marzo

Había caminado tanto a la orilla del mar que ya no sentía las piernas. La arena tibia sobre mis pies descalzos me daban una sensación de felicidad fugaz que se manifestaba en cada paso. El sol moría en el horizonte  sin querer morir y la tarde se convertía en noche aunque yo no lo quisiera. La brisa golpeaba mi cara irrespetuosa como solo la naturaleza lo podía ser. Tenia apenas dos días en San Francisco y con cada uno de ellos nacían mas sueños en mi. Imaginaba un futuro prometedor lleno de aventuras y éxitos. Sin embargo no todo lo que queremos es bueno para nosotros. A veces tenemos que decirle no a nuestros caprichos aunque estén camuflados de brillantes y prometan lo que tanto anhelamos.

¿Es acaso una prueba del de arriba lo que nos encontramos en el camino?.

29 de Agosto

Nunca entenderé el clima caprichoso de esta ciudad que acogió a mi padre durante siete años y que aun hoy me acoge sin chistar por que no le queda de otra. Abrí la puerta del consultorio oftalmológico y me sometí a los exámenes rutinarios para obtener una vez más mis tan preciadas gafas ignorando la noticia que, como a muchos les deparas, hoy lo harías conmigo. ¿Es que quieres ponerme a prueba y saber de que estoy hecho, o es esta tu forma de enseñarle al mundo que no somos nada más que hijos de la vida atrapados en un cuerpo que no nos pertenece y nunca nos pertenecerá, que lo único nuestro es el alma que nos regalaste y la voluntad para seguir a pesar de todo?

Siempre tuve la vista bastante deteriorada, mas por mi terquedad de no querer usar gafas que por la carga genética de la que hablaban los doctores cuando mi madre me llevaba al oftalmólogo con solo 9 años. Pero nunca imagine que las cosas empeorarían y llegarían al punto de realmente importarme. Debo aceptar que cuando uno es joven cree que lo puede todo, que no le pasara nada y que el cuerpo energizado por los pocos años tiende a olvidar las verdaderas responsabilidades. Sin embargo esto se acaba tarde o temprano, y yo me alegro de que haya sido mas lo primero que lo segundo: “Es posible que tengas glaucoma. Debo hacerte unos exámenes más para confirmar, pero hasta ahora hay un 50% de probabilidad”. Su voz retumbaba en mi cabeza como el Napoleón que solía percutar allá por mis 17 años. Siempre amé el sonido de la batería pero esta vez no me causaba gracia alguna. De acuerdo a las investigaciones que haría posteriormente, mi vista se iría apagando poco a poco hasta convertirse en una luz tenue que finalmente perdería por completo.

Salí apresurado hacia la calle llena de gente. Aun con la visión borrosa por las gotas me apresure a coger un taxi que llegó a la brevedad. El día estaba despejado augurando la calidez de septiembre. El sonido común de lo aviones sobre mi cabeza me recordaban aquellos días maravillosos en  las montañas de Colorado. Mi vida parecía perfecta, excepto por la idea de que en algún momento ya no podría ver. Fue entonces cuando mi visión de las cosas cambio y fui consciente de la limitación que eso suponía. Después de todo, lo que realmente me importaba se resumía en una pregunta: ¿Como iba a seguir escribiendo si no podría ver? ¿Qué iba a hacer ahora?. Esto solo significaba una cosa: Mis planes tenían que acortarse y ahora tenia menos tiempo para realizarlos. Quizá no tendría hijos por que no podría cuidar de ellos. Quizá no tendría ni vida. Después de todo mi pobre visión no era tan grave como mi soberbia. Igualmente ya no presenciaría los estropicios de mis acciones y mucho menos las experimentaría. ¿Cómo contribuiría a la sociedad si no seria capaz de usar algo tan preciado pero poco valorado?

No lo sé ahora y quizás nunca lo sabré.

vuelo-de-una-ilusion

About the Author

Posted by

Categorías:

Sin categoría

3 comentarios

Add a Response

Your name, email address, and comment are required. We will not publish your email.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The following HTML tags can be used in the comment field: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong>