Una memoria con perfume a hogar

Hoy me visitó un pedazo de mi recuerdo,

un vestigio de mi vida pasada,

una memoria con perfume a hogar.

_

Hoy sentí mi tierra dentro de mi habitación,

al costado de mi alma,

en mi presente diferente.

_

Aquellos pasos que había caminado,

los recorrí feliz y muy animado,

¡Me sentí en casa otra vez!

_

Y a pesar de en realidad

ser ajeno a esta tierra,

he sentido su bondad.

solitario-2

Mi cabeza traviesa experimentó

la alegría de conversar otra vez

sobre recuerdos que tocan el corazón

cual sutil caricia de mujer.

_

Yo no se si el ser humano,

en el ocaso de su vida,

recuerda lo que hizo,

las almas que conoció

o los lugares que visitó,

sin embargo estoy convencido

 que lo que nunca olvidará

es la felicidad  que en aquellos mismos años

experimentó en alguna circunstancia.

_

Ahora bien, valga la redundancia,

Si bien es cierto que la vida no es toda felicidad,

se encarga con autoridad

de hacernos saborear momentos inolvidables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s